¿Beberías agua de un vaso sin lavar?

Que te parece si te ofrezo el mejor vino, la mejor cerveza, un zumo o simplemente un vaso de agua mineral y te lo sirvo en un vaso sucio, lleno de residuos viejos pegados al fondo, grasa o incluso restos de residos sólidos de algún zumo de frutas.

¿Beberias en el? Apostaría a que no.

Entonces, imagina que vas a cambiar el aceite de tu coche y como has decidido hacerle un buen mantenimiento te animas a gastar un poco más en un lubricante de primera marca, de esos caros, con una etiqueta brillante y dorada con las palabras “Premium”  “Super” “Plus” dejándote una “pasta” porque has decidido que quieres darle lo mejor a tu motor y lo rellenas con él. Lleno de orgullo arrancas el motor y lo que ocurre es lo siguiente:

Primero, dentro del cárter pueden quedar desde 300 ml hasta 1000 ml de aceite quemado que no ha salido cuando se ha drenado. Esto ocurre porque todas las paredes y superficies internas del motor estan impregnadas del aceite viejo que se ha hecho espeso y que no ha tenido tiempo de escurrir del todo por el tapón y peor aún si en nuestro taller han decidido extraerlo por la parte superior con una “chupona”

Segundo, el aceite que ha quedado dentro del motor y que tiene impregnadas todas las paredes se encuentra en forma de lodo, espeso y descompuesto, ha perdido todas sus propiedades de lubricación. Esto ocurre con cualquier tipo de aceite, desde el más barato al más caro, la diferencia es el tiempo en ocurrir, se puede relentizar pero no detener.

Tercero, el aceite nuevo tiene un paquete de aditivos y detergentes que han sido diseñados para lograr 3 objetivos principales: Lubricación, Refrigeración y Limpieza del motor.

Entonces, cuando añadimos el aceite nuevo al motor con restos de contaminación, desde el minuto 1 el paquete de aditivos comienza a protegerse de la suciedad y de los ácidos formados reduciendo dramáticamente su eficiencia y su vida útil.

Siempre he recomendado aplicar un limpiador interno de motor antes de hacer el cambio de aceite, que remueva de forma efectiva todos estos residuos preparando el motor para recibir aceite nuevo para que logre el objetivo de mantener el motor lubricado y limpio por mucho más tiempo.

Imagen relacionada

 

Es muchísimo más importante remover los residuos de aceite quemado y cambiar el filtro siempre sin excepción, que gastar mucho más en un lubricante costoso.

 

Hasta otra!

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s