El Diésel y su enemigo, el frío!

Los diferentes tipos de gasóleo que se comercializan en el mundo tienen composiciones distintas precisamente para adaptarlo a la climatología de cada territorio. Es por ello que en España se comercializa un tipo de gasóleo con un punto de congelación más alto que por ejemplo en el centro o norte de Europa donde las temperaturas son mas bajas.

El gasóleo esta compuesto por muchos componentes entre ellos la parafina que aumenta el poder calorífico del combustible para hacerlo mas eficiente en la combustión, pero precisamente las parafinas pueden cristalizarse cuando las temperaturas bajan de los -11ºC

 

Próximamente tendremos la temporada de esquí y paseos a zonas de montaña con temperaturas extremas, y es muy habitual encontrar vehículos accidentados en las mañanas después de una noche helada. Lo que ocurre es que el gasóleo español tiene un riesgo muy alto de congelación, pudiendo causar serios problemas en nuestro vehículo, como dificultad en el arranque, pérdida de potencia, parada del motor, entre otros.

Cada día, las normativas medioambientales son mas exigentes y obligan a los fabricantes de motores a desarrollar filtros mas finos o tupidos, aumentando el riesgo de obstrucción con las parafinas congeladas.

Algunos vehículos pesados, para minimizar este riesgo, cuentan con un sistema de calefacción en los filtros de combustible, que pueden incrementar la temperatura en unos 5ºC aproximadamente, pero existe aún el riesgo de la congelación del gasóleo en el depósito de combustible o las tuberías del sistema.

Por lo tanto, una de las soluciones más eficaces es la utilización de un aditivo estabilizador y anticongelante, que mejore el comportamiento del gasóleo ante el frío. Por lo general estos aditivos utilizan sustancias parecidas al keroseno, que tienen un punto de congelación cercano a los -47ºC y es por ello que se utiliza en la industria aeronáutica.

Yo personalmente he realizado pruebas de distintos aditivos para determinar cual es el mas eficaz en estos casos. Los que mejor ayudan a protegerse del frío son:

El DFC 23032E de BG Products:

Excelente estabilizador de combustible que evita la congelación cerca de los -28ºC, más que suficiente para las condiciones climatológicas de España. Además, cuenta con aditivos de limpieza para el sistema de inyección diésel. Podría decirse que es un todo en uno.

La presentación de este producto es en botellas de 946ml que garantizan su acción efectiva hasta en 1.000 litros de combustible. Es el aditivo ideal para vehículos pesados de gran capacidad de combustible.

  

El DFC 2476E de BG Products:

Prácticamente es la versión reducida del DFC 23032, en formato de 177ml para cubrir hasta 180 litros de combustible. Ideal para vehículos con gran capacidad de combustible como furgones o furgonetas grandes, o generadores eléctricos y otras máquinas que trabajan a la intemperie y en condiciones extremas.

 

El Diesel Anti-Gel de Autoprofi

Es un aditivo desarrollado en Alemania precisamente para proteger a los vehículos pequeños de las inclemencias del frío. Su capacidad es de 250ml y es capaz de proteger hasta 60 litros de combustible hasta los -30ºC, más que suficiente para nuestro vehículo en esos paseos a zonas de nieve en temporadas invernales.

43217 Diesel Anti Gel

En resumen, cuando tengas previsto un paso a la montaña, no solo pienses en las cadenas del coche. No olvides poner uno de estos aditivos para prevenir un problema mayor y arruinar un bonito paseo familiar.

 

Ing. Pedro F Macías

 

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s